JANET

-30%

JANET

49,95 34,99

Bolas chinas vibratorias con control remoto que harán que tengas orgasmos más intensos y duraderos y que puedas prevenir las pérdidas de orina, entre muchos otros beneficios… Mediante ejercicios Kegel. Trabajar el suelo pélvico nunca había sido tan fácil: con vibración y control remoto.

 Peso 85 gr
Diámetro 3,4 cm

Janet son unas bolas chinas increíblemente fáciles de utilizar y muy, pero que muy eficientes. Disponen de 12 funciones de vibración para que puedas tonificar tu suelo pélvico mientras realizas suaves movimientos.

Además, pensando siempre en tu comodidad, podrás controlar los modos de vibración con el mando a control remoto, lo que te permitirá realizar tus ejercicios Kegel mientras haces cualquier actividad cotidiana: pasear, trabajar, las tareas del hogar… ¡Cuándo y cómo quieras! Por otro lado, también puedes optar por no activar las vibraciones y usar las bolas chinas como pesas, es un poco más difícil pero muy eficaz también.

¿Qué son las bolas chinas? Son unas bolas unidas que a su misma vez contienen otras bolas más pequeñas en su interior que vibran con tus movimientos y que tienen peso. En el caso de Janet, que son unas bolas chinas vibratorias, las bolas en sí vibrarán por sí solas haciendo que la musculatura de tu vagina (el suelo pélvico) se refuerce. Estas bolas chocan con tu musculatura e inconscientemente hacen que trabajes toda la zona. Puedes llevar tus bolas chinas colocadas mientras das un paseo, estás de compras, trabajando… Eso sí, no es recomendable llevarlas puestas mientras haces ejercicios de alta intensidad. Tampoco se recomienda utilizarlas si estás tumbada, ya que no realizarán correctamente su función y no podrás obtener los resultados que esperas.

Entrenamiento de suelo pélvico: ejercicios Kegel 12 funciones de vibración Control remoto Material: silicona médica
Impermeable, no sumergible Silencioso Recargable vía USB (incluido)
¿Qué es?      Bolas chinas vibratorias con control remoto
Recomendado para       Vagina, Ejercicios Kegel
Programas / Funciones      12 funciones de vibración y Función memoria: almacena tus funciones de vibración favoritas
Materiales      Silicona médica hipoalergénica, libre de ftalato
Batería      Recargable vía USB, incluido. El mando utiliza una pila AAA, incluida
Resistente al agua      Impermeable, no sumergible
Silencioso      Sí, motor silencioso 100% discreto
Diámetro      3,4 centímetros
Longitud total      9 centímetros
Peso      85 gramos
Colores disponibles      Lila
Garantía      1 año de garantía (Cómo gestionar una garantía)
Envío discreto      Paquete 100% discreto y sin distintivos
 Fabricante      Inspire Always Control (producto fabricado en España)

Para disfrutar al 100% de nuestras relaciones sexuales hay que tener en cuenta muchos factores: el humor que tengamos en ese momento, la experiencia sexual, cómo nos encontramos emocionalmente hablando, la persona con la que vayamos a practicar sexo… Y, por supuesto, también influye el estado de nuestro suelo pélvico. Es por este motivo que mejorar su estado con unas bolas chinas mediante ejercicios Kegel es necesario y, además ¡es pan comido!

Hay que tener en cuenta que fortalecer el suelo pélvico tiene muchos más beneficios:

  • Prevención de la incontinencia urinaria.
  • Aumento de la lubricación natural de la vagina y de tu deseo sexual.
  • Mejora en tu vida sexual, porque te ayuda a disfrutar de orgasmos más intensos.
  • Suaviza los síntomas de la menopausia.

Importante: durante el embarazo y después del parto la musculatura del suelo pélvico queda muy afectada. Puedes ponerle remedio o solución tanto antes como después, pero te recomendamos que lo consultes siempre con tu ginecólogo.

Ahora sí, vamos a lo que vamos… ¿Cómo fortalezco mi suelo pélvico utilizando unas bolas chinas mediante ejercicios Kegel?

  1. Lo primero que debes hacer es palpar y conocer tu propio cuerpo, tienes que saber exactamente qué es lo que vas a ejercitar: localiza los músculos de tu suelo pélvico. Para ello bastará con que te pongas en una posición cómoda e introduzcas uno o dos dedos en tu vagina y hagas el mismo movimiento que haces cuando estás aguantando el pis.
  2. Comienza a contraer los músculos. Ya sabes, el mismo movimiento que haces cuando aguantas el pis y relajando. Repítelo una y otra vez. Contrae, relaja, contrae, relaja, contrae, relaja… ¡Ya estás ejercitando tu suelo pélvico!
  3. Lo que conseguimos con unas bolas chinas vibratorias es precisamente esto que acabas de experimentar pero de forma automática y mucho más cómoda.
  4. Utiliza un lubricante a base de agua para facilitar la entrada de las bolas en tu vagina y evitar fricciones desagradables. Introdúcelas dejando la bolita pequeña de uno de los extremos en el exterior para que después puedas extraerlas fácilmente.
  5. Una vez las tengas colocadas y estés cómoda, presiona el botón de encendido desde el mando a control remoto y explora sus 12 funciones de vibración diferentes.
  6. Debes tener en cuenta el tiempo de uso para no sobreejercitar los músculos: empieza utilizando a Janet durante 3-5 minutos al día durante los 5 primeros día de utilización. Una vez estés acostumbrada y tu suelo pélvico ya se haya acostumbrado a que lo ejercites, podrás utilizar a Janet durante 15-90 minutos al día mientras realizas tus tareas cotidianas. Te recomendamos que el aumento del tiempo de utilización sea siempre progresivo.
  7. Recuerda que mientras lleves las bolas chinas colocadas debes evitar los movimientos bruscos, como correr o ir en bicicleta. ¡Pero tampoco te quedes sentada! Lo ideal es que las utilices mientras haces movimientos suaves en tus tareas diarias.
  8. Es importante que tengas en cuenta que el ejercicio será automático siempre y cuando tengas la función de vibración de Janet encendida. Las bolas chinas convencionales y sin vibración tienen una forma de uso un poco diferente. Si quieres utilizar a Janet sin las vibraciones, como si fuesen unas bolas chinas convencionales, ¡también puedes hacerlo! Es un poco más complicado pero igual de efectivo. Solo tienes que tener en cuenta que tienes que hacer las contracciones de tu vagina (como hemos visto en el paso nº2 de esta lista) mientras tengas las bolas colocadas. Recuerda no empujar hacia abajo cuando contraigas tu suelo pélvico, haz como si estuvieses succionando algo con los músculos. El ejercicio debe realizarse de forma aislada, no aprietes las nalgas, ni el abdomen ni ningún otro músculo… ¡Y no aguantes la respiración!

Un orgasmo normal puede provocar la contracción de entre 3 y 5 músculos del suelo pélvico, mientras que un orgasmo intenso hace que se contraigan entre 10 y 15 músculos de la zona, ¡mantener el suelo pélvico ejercitado es muy importante!

  • ¿Cómo se limpia? Para que los juguetes sexuales nos duren muchísimo tiempo y podamos disfrutar siempre de ellos, es necesario cuidarlos y mantenerlos siempre en perfecto estado. No guardes nunca tus juguetes sin antes haberlos limpiado de forma correcta. En IN&OUT te recomendamos siempre limpiar tus juguetes con un limpiador de juguetes eróticos (que además de limpiar, desinfecta). Pero una buena alternativa será siempre utilizar un poco de agua tibia y un jabón pH neutro, intenta no dejar el juguete húmedo y secarlo después de haberlo limpiado.

PRODUCTOS RELACIONADOS

ACABAS DE BICHEAR…

Ir arriba