KISHA FIT

KISHA FIT

8,9912,99

Limpiar

Bolas chinas para ejercitar el suelo pélvico. Tanto si eres principiante como si ya eres veterana con los ejercicios de Kegel, prueba a sostener su peso y avanza en tu entrenamiento.

Peso              43 gr (configuración de 1 bola) – 84 gr (configuración de 2 bolas)

Diámetro       4 cm (configuración de 1 bola) – 3,5 cm (configuración de 2 bolas)

Limpiar
Referencia del producto 98d31855f11b Categorías , , , Marca

Kisha Fit son bolas chinas para el entrenamiento del suelo pélvico. Su forma ovalada contiene un peso único para tonificar los músculos del suelo pélvico, lo que te proporcionará mejores orgasmos, mejor lubricación, mayor sensibilidad y control sobre los músculos vaginales. Podrás ir subiendo la intensidad de tus ejercicios cómodamente y poco a poco.

  • ¿Qué son las bolas chinas? Son unas bolas que a su misma vez contienen otras bolas más pequeñas en su interior que vibran con tus movimientos y que tienen peso. Estas bolas chocan con tu musculatura e inconscientemente hacen que trabajes toda la zona. Puedes llevar tus bolas chinas colocadas mientras das un paseo, estás de compras, trabajando… Eso sí, no es recomendable llevarlas puestas mientras haces ejercicios de alta intensidad. Tampoco se recomienda utilizarlas si estás tumbada, ya que no realizarán correctamente su función y no podrás obtener los resultados que esperas.

Kisha Fit dispone de 2 configuraciones para que puedas elegir: 1 sola bola de 43 gr. o bien 2 bolas con un peso total de 84 gr. Con cualquiera de ellas podrás crear tu programa personal de ejercicios Kegel. Además, están fabricadas en silicona médica suave y sedosa, que es extremadamente resbaladiza y absorbe el calor de tu cuerpo rápidamente.

  • ¿Qué son los ejercicios de Kegel? Son conocidos también como “ejercicios de entrenamiento muscular del suelo pélvico” para fortalecer los músculos y órganos situados en toda esa zona interna y se realizan mediante la contracción de los músculos de la vagina. (Puedes ver cómo se realizan y todos sus beneficios en la pestaña “¿Cómo se utiliza?”)

¿Qué es? Bolas chinas ovaladas disponibles en 2 configuraciones (1 sola bola y 2 bolas)

Recomendado para Vagina, Ejercicios de Kegel

Diámetro     4 cm (configuración de 1 bola) – 3,5 cm (configuración de 2 bolas) 

Longitud total     13 cm (configuración de 1 bola) – 20 cm (configuración de 2 bolas)

Peso de las bolas  43 gr (configuración de 1 bola) – 84 gr (configuración de 2 bolas)

Materiales   Silicona médica de alta calidad: sedosa, hipoalergénica y extensible.

Seguro para tu cuerpo   Libre de BPA, no poroso

Resistente al agua   100% sumergible

Disponible en los colores    Lila y Fucsia

Garantía   2 años de garantía. Cómo gestionar una garantía

Envío discreto   Paquete 100% discreto y sin distintivos

Fabricante   Intense

Limpia cuidadosamente el producto antes del primer uso y después de cada uso. En IN&OUT te recomendamos siempre limpiar tus artículos y juguetes íntimos con un limpiador de juguetes eróticos (que además de limpiar, desinfecta). Pero una buena alternativa será siempre utilizar un poco de agua tibia y un jabón pH neutro, intenta no dejar el juguete húmedo y secarlo después de haberlo limpiado.

Se recomienda usar lubricante de base acuosa  para mejor inserción y cuidado del producto, ya que otros lubricantes podrían dañarlo. La composición vegana a base de agua protege el material y mantiene la superficie de su juguete agradable y suave.

¿Por qué debemos trabajar nuestro suelo pélvico?

Para disfrutar al 100% de nuestras relaciones sexuales hay que tener en cuenta muchos factores y el suelo pélvico es uno de ellos, pues un buen tono muscular en el suelo pélvico va a producir mayor sensibilidad en la vagina y por tanto un mayor placer en las relaciones sexuales. Es por este motivo que mejorar su estado con unas bolas chinas mediante ejercicios Kegel es necesario y, además ¡es pan comido!

Hay que tener en cuenta que fortalecer el suelo pélvico tiene muchos más beneficios:

  • Prevención de la incontinencia urinaria.
  • Aumento de la lubricación natural de la vagina y de tu deseo sexual.
  • Mejora en tu vida sexual, porque te ayuda a disfrutar de orgasmos más intensos.
  • Suaviza los síntomas de la menopausia.

El suelo pélvico es una red de músculos y ligamentos, que mantienen en posición correcta la vejiga, el útero y el recto. Esta musculatura es también la encargada de mantener abiertos o cerrados los esfínteres y su debilidad o flacidez dan origen a escapes involuntarios de orina, los cuales pueden llegar a evolucionar hasta convertirse en la temida incontinencia urinaria y prolapsos (desprendimiento) en la vejiga, vagina, útero y recto. El suelo pélvico se debilita por diferentes causas, aunque las más frecuentes son: la edad, partos múltiples, la obesidad, el estreñimiento, algunos deportes, enfermedades respiratorias crónicas, una mala nutrición, el sedentarismo y la falta de relaciones sexuales.

Importante: durante el embarazo y después del parto la musculatura del suelo pélvico queda muy afectada. Puedes ponerle remedio o solución tanto antes como después, pero te recomendamos que lo consultes siempre con tu ginecólogo.

Al margen de sus efectos físicos, las bolas de Kegel Kisha Fit, también tienen un importante poder psicológico, incrementando el deseo sexual, animando a la autoexploración y a descubrir nuevas sensaciones para disfrutar plenamente de tu cuerpo.

¿Cómo los uso?

Ahora sí, vamos a lo que vamos… ¿Cómo fortalezco mi suelo pélvico utilizando unas bolas chinas mediante ejercicios Kegel?

ejercitadores_vaginales_kegel

  1. Lo primero que debes hacer es palpar y conocer tu propio cuerpo, tienes que saber exactamente qué es lo que vas a ejercitar: localiza los músculos de tu suelo pélvico. Para ello bastará con que te pongas en una posición cómoda e introduzcas uno o dos dedos en tu vagina y hagas el mismo movimiento que haces cuando estás aguantando el pis.
  2. Comienza a contraer los músculos. Ya sabes, el mismo movimiento que haces cuando aguantas el pis y relajando. Repítelo una y otra vez. Contrae, relaja, contrae, relaja, contrae, relaja… ¡Ya estás ejercitando tu suelo pélvico!
  3. Lo que conseguimos con las bolas chinas Kisha Fit es precisamente esto, pero los pesos ayudan a que te centres más en tu rutina de Kegel al dar a tus músculos del suelo pélvico algo que apretar. El peso debe moverse hacia arriba y hacia adentro a medida que eleves tu suelo pélvico, y te ayudarán a sentir que estás haciendo el ejercicio correctamente y no solo apretando por apretar.
  4. Utiliza un lubricante a base de agua para facilitar la entrada de las bolas en tu vagina y evitar fricciones desagradables. Introdúcelas dejando el final del vástago en el exterior para que después puedas extraerlas fácilmente.
  5. Una vez la tengas (o las tengas) colocada/s y estés cómoda, ya puedes empezar con tu programa de ejercicios. Kisha Fit dispone de 2 configuraciones para que puedas elegir: 1 sola bola de 43 gr. o bien 2 bolas con un peso total de 84 gr. Con ellas podrás crear tu programa de ejercicios e ir avanzando en el entrenamiento Kegel.
  6. Debes tener en cuenta el tiempo de uso para no sobre ejercitar los músculos: empieza utilizando a Kisha Fit durante 3-5 minutos al día durante los 5 primeros día de utilización. Una vez que tu suelo pélvico ya se haya acostumbrado a que lo ejercites, podrás aumentar el tiempo de utilización hasta llegar a los 10-15 minutos (una o dos veces al día) recomendados.
  7. Aumenta de peso progresivamente: si dispones de varias configuraciones y distintos pesos, empieza siempre por la de menor peso y una vez que seas capaz de sostenerla durante 15 minutos caminando, subiendo escaleras o tosiendo, estarás lista para aumentarlo progresivamente.
  8. Es importante que mientras lleves las bolas chinas colocadas evites los movimientos bruscos, como correr o ir en bicicleta. ¡Pero tampoco te quedes sentada! Lo ideal es que las utilices mientras haces movimientos suaves en tus tareas diarias.
  9.  Recuerda no empujar hacia abajo cuando contraigas tu suelo pélvico, haz como si estuvieses succionando algo con los músculos. El ejercicio debe realizarse de forma aislada, no aprietes las nalgas, ni el abdomen ni ningún otro músculo… ¡Y no aguantes la respiración!

¡Dale caña!

Hacer ejercicios de Kegel con peso no es física cuántica. Una vez domines los movimientos puedes variar la rutina cambiando la duración con la que mantengas las contracciones, el número de repeticiones y el peso que levantes. Kisha Fit te ayuda a personalizar la rutina y poner tu suelo pélvico constantemente a prueba. Si te lo propones los pesos te ayudarán a que te sientas orgullosa de haber alcanzado tu meta.

De la misma manera que con solo flexionar los bíceps no obtendrás los brazos perfectos, las contracciones básicas de Kegel no te darán resultados inmediatos. Incorporar pesos a la rutina proporciona más resistencia contra la gravedad haciendo que tus músculos trabajen más para levantar y mantener la bola en su lugar.

Añadir pesos a tu rutina de ejercicios te dará la satisfacción de una vagina fuerte y tonificada. ¡Agarra esos pesos y empieza a apretar!

Disfrútalos…

Los ejercitadores de Kegel Kisha Fit tienen forma de perla y contienen un peso que vibra cuando te mueves, con lo que además de hacer ejercicio, dan gustito. Probablemente no te lleven al éxtasis (o sí, depende de lo sensible que seas ahí abajo) pero es sin duda más placentero que la clase de spinning de los jueves.

Un orgasmo normal puede provocar la contracción de entre 3 y 5 músculos del suelo pélvico, mientras que un orgasmo intenso hace que se contraigan entre 10 y 15 músculos de la zona, ¡mantener el suelo pélvico ejercitado es muy importante!

Peso 141 kg
Color

,

Tamaño

1 Bola, 2 Bolas

PRODUCTOS RELACIONADOS

ACABAS DE BICHEAR…

Ir arriba