LUBRICANTE EFECTO CALOR

LUBRICANTE EFECTO CALOR

10,95

¿Calentar motores con el efecto calor? Será la mejor salida para la carrera que vas a disputar. ¡Pisa a fondo el acelerador y prepárate que vienen curvas…!

El Lubricante Efecto Calor de Waterfeel  tiene una  fórmulación con base de agua y una textura especialmente sedosa idónea, tanto para masajes como para tus relaciones sexuales.

Descubre la sensualidad y excitación que el efecto calor provoca en tus zonas íntimas. Dicen “frío para él y calor para ella” y parece ser que en la mayoría de los casos es así, pero esta no es una afirmación rotunda ni una verdad absoluta porque “sobre gustos no hay nada escrito”. Por tanto, lo que te recomendamos es muy simple: ¡para saber qué es lo que te gusta, experimenta!

Este Lubricante Efecto Calor de Waterfeel tiene un formato de 150ml y es 100% compatible con preservativos de látex. Además, como es soluble en agua es muy fácil de limpiar. 

¡Estimular todos tus sentidos durante el juego sexual, te abrirá las puertas a una “nueva dimensión”!

  • Ideal para lubricación y masajes
  • Compatible con preservativos de látex.
  • Formato: 150ml
  • Ingredientes: Aqua, Glycerin, Hydroxyethylcellulose, Benzyl Nicotinate, Carbomer,  Citric Acid, Polysorbate 80, Propylene Glycol, Tromethamine,  Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.
  • Marca: Waterfeel

¿Para qué sirven los lubricantes íntimos?

Como su propio nombre indica, su función principal es proporcionar lubricación. Son un “buen aliado” aportando concretamente, un “extra” que nos ayuda a disminuir el roce o fricción durante la actividad sexual y al mismo tiempo, nos ayuda a aumentar el placer.

Su utilización es muy útil en caso de sequedad vaginal y sexo anal, además están especialmente recomendados para utilizarlos con los juguetes sexuales porque los lubricantes proporciona un contacto más suave y permiten evitar la irritación causada por un uso prolongado.

Sin embargo, también se pueden utilizar durante los juegos preliminares para hacerlos aún más ardientes y así aumentar el deseo.

Y sobre todo, recomendamos usar lubricante siempre que haya una falta de lubricación íntima que provoque malestar, excesiva fricción y tiranteces.

Pero todo esto es aplicable a los lubricantes en general y sin embargo, tú debes elegir los que tengan las mejores propiedades para adaptarse a tus necesidades concretas de cada momento.

El Lubricante Efecto Calor de Waterfeel es perfecto tanto para masajes corporales como para aplicarlo en todas tus zonas erógenas e incluirlo en tus relaciones sexuales consiguiendo una sedosa lubricación, además es compatible con los preservativos de látex.

¿Cómo usar un lubricante de forma correcta?

A estas alturas ya sabes que, dependiendo de lo que vayas a hacer, los lubricantes pueden aplicarse directamente sobre el cuerpo, tanto en la entrada de la vagina o el ano como sobre el condón, el pene o los dedos y en los juguetes sexuales. Así que todo vale mientras elijas el ideal para ti. No todos los lubricantes son iguales, varían en sus ingredientes y en su viscosidad. Los de mayor viscosidad son recomendables para sexo anal, uso con juguetes sexuales y sexo bajo el agua. Los de baja viscosidad son apropiados para penetración vaginal o sexo oral.

Vamos ¡manos a la obra!:

  1. Coloca una cantidad generosa del Lubricante Efecto Calor en la mano (si lo vas a utilizar para un amplio masaje) o una cantidad más prudente solamente en tus dedos (si lo vas a utilizar en el clítoris, vagina, glande o zona perianal). Dejará de gustarte si te pasas con la cantidad y experimentas una sensación nueva demasiado intensa, es mejor ir aumentando la aplicación según vayas percibiendo su efecto, así será mucho más placentero y estimulante.
  2. Espárcelo por toda la zona deseada, masajeando suavemente.
  3. Puedes pedirle a tu pareja que te coloque el lubricante y comenzar a interactuar mediante los juegos preliminares.
  4. Hazte o permite que te hagan masajes en la zona genital con el lubricante. Esto generará una acción estimulante ideal para comenzar la relación sexual.
  5. También puedes untar un poco de lubricante en el condón y hacer más placentero el contacto con tu pareja.

Ahora a disfrutar… y recuerda:

  • Nunca utilices un lubricante que no sea compatible con el látex, si usas un preservativo de ese material.
  • Se debe guardar el lubricante en un lugar fresco, seguro y seco, así como revisar la fecha de caducidad antes de utilizarlo.
  • El recipiente siempre debe cerrarse bien después de usarlo y no exponerlo al sol o al calor excesivo, de lo contrario, se dañará.
Ir arriba